sábado, 17 de octubre de 2009

Crónica ruta: Ruta al Cejo de los Enamorados. Domingo, 11 de octubre 2009.

Aunque las teorías de la Psicología digan que siempre hemos de quedarnos con las cosas buenas de aquellas actividades que realizamos, a veces es necesario remarcar aquellos aspectos que no son tan positivos y que a la vez nos deben hacer reflexionar, siendo autocríticos y denunciando aquellos actos vandálicos o de mala educación de ciertas personas que se denominan senderistas o que recorren esta fabulosa ruta que es el "Sendero del Cejo de los Enamorados".
Mañana agradable y acompañado de muchos amigos, familiares y compañeros del Club. Muchos niños y personas mayores. En total, algo más de 700 participantes.
Iniciamos la ruta marcando el rítmo y controlando la actividad los difenente socios del Club que voluntarimente colaboraron en la actividad. Poco después unos pocos "cabestros", tres o cuatro, pero ya gordicos y janglonazos como dice mi abuela, ya querían demostrar lo fuertes y en forma que se encuentran. Pasan por delante de la cabeza del grupo y pretenden marcar su ritmo desobedeciendo en reiteradas ocasiones las indicaciones que se les daban. No respetaban las condiciones que marcábamos, tal vez porque no nos identificaban como miembros de la organización, pero si alguien te llama la atención será por algo y mas andando en cabeza del grupo. Uno de ellos se pone "farruco", más bien farruquito, por lo rápido que quería ir; contestando aireadamente y de forma descortés, menospreciando a los que allí estabamos aguantando sus improperios.
Estos elementos se creían deportistas de élite delante de un grupo de senderistas. Son personas que acaban de empezar a correr por las tardes y ya se creen unos fuera de serie. Lo que pasa es que se habían equivocado de evento. Querían demostrar algo que con los correderos no pueden hacer, que es llegar los primeros y subir del cauce del río al Cejo en 16 minutos, "record" que alegaban tener alguno de ellos. Lo que no saben es lo que yo les voy a decir: "Os equivocásteis de prueba. Demostrásteis ser unos auténticos fantasmas y querer hacer con un grupo de senderistas lo que no podéis con un grupo de atletas. Sobre todo el dorsal 363, creo que era ese número. Craso error el vuestro. Si quereis demostrar lo buenos que sois os invitamos a cualquiera de las rutas largas y de gran desnivel que organizamos, a los 101 km de Ronda, a las Ultra Trail, a una media maratón o a un maratón y así demostráis lo fuertes, duros, resistentes y en forma que estáis. Yo, y digo yo porque lo he tomado de forma personal, os hubiera dado vuestro escarmiento en cualquier otra situación de las que os he nombrado anteriormente, aunque mucho de los que allí adelante y en el resto del grupo estabamos aguantando vuestra mala educación y vuestras malas formas también lo podrían hacer. Que mal ejemplo ofrecísteis. Quedásteis muy mal. Si alguno desea formar parte de este humilde Club que colaboró en la organización del evento, que sepa por adelantado que mi voto y el de unos cuantos miembros más, será negativo para su incorporación al mismo".
Otra cosa importante digna de reseñar es la excesiva autoexigencia de muchas personas que andaron por encima de sus posibilidades llegando a la fuente del Cejo exhaustos, muchos a punto de darle un síncope. A nadie se le obligaba a ir más rápido de lo que podía. En una ruta senderista el último marca el ritmo, no se le empuja, sino que se le ayuda a dosificar su esfuerzo haciéndole ver que es capaz de subir y terminar siempre y cuando regule su esfuerzo.
Me puse de mala leche cuando vi las primeras pintadas en rocas, árboles y en la misma fuente del Cejo. Hay que se un auténtico cabrón y sinverguenza para venir hasta aquí y pintar todo lo que pudo. Malditos. Ójala tengáis algún día vuestro merecido. También las tablillas y el resto del recorrido han sido acto de este auténtico terrorista. Desde aquí hago un llamamiento a cualquier persona que pudiera haber visto a estas personas realizando este acto tan denigrante, a informar a la autoridad compentente denunciando los hechos que haya podido ver.
También es digno de reseñar lo marranas y cerdas que son algunas personas. Aquellos que tiraban las botellas de agua vacías a lo largo del recorrido, o incluso tenían la cara de esconderla bajo los matorrales. Sin comentarios. Seguro que en su casa también son así de cerdos y cerdas. No tenéis respeto por nada.
Los más habituales sabrán que se han acometido algunas obra en el sendero, sobre todo en cuanto a la colocación de un vallado de protección en algunos tramos del sendero. Pues bien, no ha pasado una semana cuando ya son varios postes que estan sueltos. A simple vista y sin necesidad de ser un técnico especialista, se comprueba que los postes desprendidos no se habían colocado con la sufiente profundidad ni de forma adecuada.
Estos defectos y roturas ya han sido comunicadas al Concejal de Medio Ambiente, Melchor Morales, quien comprobó personalmente los defectos y los actos vandálicos realizados. Me informó que las obras no están terminadas con lo que deberán reponer y mejorar los desperfectos existentes. También se encargarán de reformar la señalización deteriorada.
Por lo demás bien, como siempre. Dar la enhorabuena a todas las personas que participaron y dieron un toque festivo y agradable a esta mañana de domingo. A los miembros del Club que trabajaron para que todo saliera bien y al Comité Organizador de los XXXI Juegos Deportivos del Guadalentín por confiar año tras año en nosotros.
Esta vez la crónica ha sido diferente, pero creo que era necesario para hacer ver las cosas que hay que mejorar. Y sobre todo, evitar actitudes contrarias a las propias de un buen senderista y ante todo persona concienciada y educada.


Foto 1: Fran "el bala" y su hijo Miguel. Ya comienzan a verse muchas mochilas para niños. Eso es educar. Tomen nota.
Foto 2: Echando un trago y recuperando el aliento en la fuente del Cejo.


Foto 3: Uno de los muchos desperfectos encontrados.

Foto 4: Si hubiera pintado la fachada de su casa, hubiera sido mejor, no pintar algo que es de todos y todas.

Foto 5: Detalle del sendero.

Foto 6: Cruzando uno de los puentes del recorrido.

Foto 7: La "puta al Cejo", o el puto. Ellos/as mismos/as firmaron. Seguro que a su madre también la llaman así. Pobres.

Crónica y fotos: Juanjo Vilar.

2 comentarios:

lacarrasca dijo...

Poned vuestros comentarios y opiniones. Tal vez en algo me haya equivocado.
Juanjo Vilar.

Anónimo dijo...

Ole, ole y ole, bravo por tu crítica Juanjo, ya era hora de llamar a las cosas por nu nombre. Que se enteren esos super-atlétas, NO SOIS BIEN RECIBIDOS EN NUESTRAS ACTIVIDADES y si algún guarro (que me perdonen los cerdos) lee esta crítica que se le caiga la cara de verguenza por sus actos.
Ánimo, tenemos que acabar con la tolerancia hacia esas personas.
Juan Antonio Navarro-Soto