martes, 17 de abril de 2007

Crónica ruta: Ermita de Felí - Cumbres de la Galera. Domingo, 15 de Abril de 2007.

Mi Historia

Todas las historias tienen sus nostalgias. Suele decirse que la nostalgia es lo que mas marca a uno.
Mi historia comienza a las 8.00 h, de un calido amanecer. La primera etapa en autobús nos ha llevado hasta la Ermita de Felí.
Un grupo de vecinos de la pedania se une al grupo, lugareños de la zona que orgullosos de sus raíces, se suman y participan en la ruta, dando a conocer los parajes y rincones que esta tierra guarda, nos enseñan su CASTILLO DE FELÍ que se erige como emblema y símbolo de esta tierra. Nuestro amigo Mariano autóctono de la zona desde la raíz hasta las hojas, nos comenta orgulloso el esfuerzo realizado para conseguir que se esté llevando a cabo la rehabilitación… de este nuestro patrimonio. Patrimonio y legado para las generaciones venideras, generaciones venideras que nos acompañan en cabeza del grupo, presumiendo de ser conocedores del terreno, orgullosos y entusiastas aventureros, sirviendo de guías para este grupo de senderistas que en cada recodo del camino comentan con extrañeza ¿pero esto estaba aquí?.
Se continúa la marcha sobre un terreno fácil que entre almendros nos lleva a la cara sur del castillo desde donde resulta incomparable la vista que se contempla desde esta posición, una de las sensaciones mas bellas que he podido disfrutar, se contempla una visión de la atalaya en primer plano, la huerta de Lorca y su fortaleza al fondo, dándonos una idea de este enclave tan privilegiado, remontamos por un sendero buscando las pendientes mas elevadas, estamos rodeados de un grupo de senderistas más o menos diferenciados, personas ilusionadas y satisfechas por el recorrido trazado, pero entre ellos los que mas, “los lugareños”.
Alcanzamos las lomas más elevadas de la Sierra de La Carrasquilla y nos preparamos para un descenso que entre minas abandonadas y nacimientos de agua nos lleva hasta el “hoyo 18”, en la finca de Villa Real en la que antaño pernoctó el Rey Alfonso X…. y sin mas…. cruzamos por la ermita de dicha finca dirección al territorio de la tortuga mora., donde nos da la bienvenida. Los biólogos que nos acompañan nos explican la gran riqueza que tenemos y nos conciencian de la importancia de que esa riqueza se conserve, el director de Global Nature que nos acompaña en todo el recorrido, nos invita a conocer el cortijo de la Tortuga Mora y nuestros amigos de Purias nos piden que reivindiquemos con ellos las infraestructuras prometidas por estos nuestros políticos.
Fue una jornada de autentica gozada, de senderismo del bueno, sin presiones ni agobios, en la que disfruté de cada paso y de cada recodo…….., y así, descendiendo por la rambla de la Galera y entre la huella aun visible de aquel… otro incendio, llegamos al final de nuestra caminata.
Y como siempre digo, “después de esta experiencia, cansado y de vuelta a casa, solo cabe un pensamiento: volver”.

Andrés Martínez Román

Foto 1: Familias completas nos acompañaron en esta bonita ruta.

Foto 2: Un pequeño descanso antes de un pequeño esfuerzo para subir al collado de la Cueva.

Foto 3: Hacia el collado de La Cueva.

Foto 4: Remontando poco a poco el desnivel.

Foto 5: El Castillo de Felí, el Valle del Guadalentín y la Sierra de la Peñarrubia. Todos al fondo de la imagen.

Foto 6: Castillo de Felí, actualmente en obras para su rehabilitación.


Foto 7: Sendero hacia el cielo.


Foto 8: La serpiente multicolor no solo está en las pruebas ciclistas.

2 comentarios:

Juan José dijo...

Fabulosas las imágenes! Preséntalas al concurso de fotografía digital. Por cierto Andrés, queda pendiente una salida para visitar las trincheras de la Guerra Civil.
Un saludo.

Enrikerfca dijo...

Hola, podria alguien decirme como puedo llegar al castillo de Felí?

un saludo y gracias por adelantado!