lunes, 19 de febrero de 2007

Crónica ruta: Alhama de Murcia - Barrancos de Gebas - Gebas. Domingo, 18 de Febrero de 2007.

Domingo 18 de Febrero, un día más, un domingo por la mañana, como otros muchos domingos más, nos disponemos a calzarnos las botas y patearnos la sierra. Pero como dice mi amigo Juanjo, “las cosas no se hacen solas y una semana previa a la ruta toca visitar el recorrido programado”. Tarea que toca a todos aquellos que se suben al tren de compartir y apoyar el trabajo de este CLUB.
Partimos en autobús dirección a Alhama donde comienza nuestro itinerario, desembarcamos en el mismísimo centro de Alhama, algunos de los que nos acompañan nos muestran su extrañeza por el sitio elegido para el comienzo de la ruta.
Cuando se sale de ruta con el club LA CARRASCA, lo normal es que la rutas en cuestión, se conviertan en una aventura, en un puñado de buenas sensaciones, que por lo general suelen dejarnos nuevos descubrimientos culturales y naturales, de senderos inimaginables y sorprendentes que a su vez se mezclan con rincones y parajes donde la huella del pasado es fascinante y la naturaleza nos muestra su grandiosidad.
Iniciamos la marcha a través de las calles de Alhama que nos hacen pasar por la parroquia de San Lázaro, que en el siglo XIV era centro de peregrinación por el carácter milagroso o curativo de su Titular, seguimos el camino junto al museo de los baños y la fuente del caño, donde en tiempos pasados se situaban los baños de la ciudad.
Llegando a la muralla derruida del castillo nos encontramos, con su torreón centinela, aparentemente solitario pero que antaño, dominaba la población de Alhama y el valle del Guadalentin.
Dejamos las calles del pueblo y el camino se hace sendero e iniciamos la ascensión hacia los contrafuertes de la Sierra de la Muela, el sendero se hace empinado remontando entre grandes bloques de conglomerados.
Así pasito a pasito y subiendo a ritmo que es un excelente ejercicio cardiovascular para todos, alcanzamos el mirador de la muela, desde donde se contempla la elegante vista de Alhama y su huerta.
Nos encontramos sobre las lomas altas de la cara sur de la muela que nos muestra sus dos vertientes muy diferentes, la sur con su caída hasta trescientos metros hacia el valle del Guadalentin y la norte mas suave que desciende dirección Gebas, ofreciéndonos entre pinos, la oportunidad de disfrutar suave y cómodamente, de un descenso que nos lleva a encontrarnos con los barrancos de Gebas, barrancos aparentemente infranqueables.
Bajamos hasta el canal del trasvase Tajo-Segura, que cruzamos, para llegar a la rambla de Algeciras que baja del Berro hasta la presa del mismo nombre, introduciéndonos en el corazón de los Barrancos, no tardamos en salir a la derecha a un camino que remonta hasta el mirador de los barrancos de Gebas.
Sin querer hacer una narrativa exagerada de las vistas que pudimos contemplar y pretendiendo relatar una visión fotográfica de lo que este grupo de senderistas contemplábamos, os diré que no se puede narrar sin que el que lea esta crónica, se lleve la impresión de exageramiento. Pero os diré que lo que contemplábamos era tal, que se hizo un momento mágico, queriendo cada uno para si, dilatar ese momento en su retina y guardarlo en la memoria. La belleza de un paraje increíblemente extraño y sorprendente, un color azul, casi imposible, entre claro e indómito “de otro planeta.” nos brindó la oportunidad de disfrutar de una sensación, que nos demuestra que la vida esta construida por una sucesión de momentos emocionantes. Así cansado y de vuelta a casa solo queda un pensamiento, volver!
Crónica y fotos de Andrés Martínez Román.

Foto 1: Ascendiendo junto al Castillo de Alhama.




Foto 2: Desde el mirador de La Muela se contemplan una excelentes vistas de todo el Valle del Guadalentín.


Foto 3: Descendiendo hacia los Barrancos de Gebas.


Foto 4: Camino de la cima...



Foto 5: El grupo de asistentes en el mirador de los Barrancos de Gebas. Al fondo el Embalse de Algeciras.

Foto 6: Detalle de senderistas ascendiendo por uno de los barrancos.


Foto 7: El Embalse de Algeciras y los Barrancos de Gebas.

5 comentarios:

Juan José dijo...

Andrés, realmente has conseguido trasladarme mentalmente hasta el recorrido de la ruta de ayer. Magnífica crónica y fotos del recorrido.
Animo a todos los asistentes a que envién sus comentarios.

Khristo dijo...

Las fotografías son impresionantes.
¡Queremos más! ;-)

Anónimo dijo...

Felicidades amigo Andres, por tu cromica. Ya era hora que se viera uuna perspectiva algo más amplia de las rutas y solo que si GR-..., que si casa de la muela, que si pino gordo...que si terminamos con barro hasta las "zencerretas". Creo que el puesto para la vocalia de documentación de rutas ya tiene dueño, eso sin menos preciar el ya demostrado de archivo y fotografia o como no será menos, la vocalia de regimen interno.
Ánimo, y no te me vengas a bajo que como habras observado, una vez roto el hielo, esto no come a nadie.
Juan Bautista L.

Anónimo dijo...

Felicidades por tu crónica, Andrés
Siento no haber podido ir porque ,
creo que la ruta merecía la pena
recorrerla .
Juan Sánchez.

Anónimo dijo...

Enhorabuena, Andresete, porque has reflejado muy, pero que muy bién el espíritu de esta preciosa ruta con tu verbo fluido y con las no menos bonitas imágenes; eres un "mostruo" tío.

Marcos.-