martes, 17 de octubre de 2006

Crónica ruta: Ascensión al Empanadas (2106 m.) - Sierra de Castril, Granada - Domingo, 15 de Octubre de 2006

El dia 15 de octubre del presente año decidimos finalizar la ruta del Empanadas, después del frustrado intento de noviembre del año pasado, en el que la niebla y el mal tiempo nos condicionaron negativamente , impidiéndonos concluir la ascensión. Esta vez, para evitar que nos faltaran horas de luz solar , salimos bien temprano, eran las cinco y media de la mañana cuando partimos en varios vehiculos en dirección a Castril.A las ocho, iniciabamos la ruta a pie dejando los coches en el Cortijo del nacimiento. La climatología estaba de nuestra parte, pues el cielo lucía despejado y la temperatura era agradable. A escasos minutos del cortijo y antes del nacimiento, nos desviamos a la izquierda cruzando el rio por un puente de madera en condiciones más precarias incluso que el año pasadoiniciando seguidamente la subida por el Chinar de Tunez (La pedrera, para los amigos montañeros), un canchar de considerable inclinación que se va estrechando en forma de embudo conforme ascendemos. ¡Que pasada! , el primer fotograma da buena cuenta de la extraordinaria belleza del paraje visto desde arriba.Desde lo alto de la pedrera se inicia un sendero que baja hasta el curso del Barranco de Tunez. Antes de comenzar la senda subimos a una loma que linda con la pared que obstruye el paso del agua en la cerrada de Tunez; desde allí se divisa el pantano del Portillo y una senda que asciende en zig zag por la otra vertiente, así como los impresionantes talayones de piedra caliza que constituyen las pendientes hacia donde fluyen las aguas. Después de unos minutos de resuello y de reagrupamiento continuamos la marcha por la mencionada senda hasta bajar el fondo del barranco. Este año hemos hecho la ruta en una fecha en la que las lluvias otoñales apenas han hecho acto de presencia , por lo que el caudal del barranco era bastante escaso.Retomamos el camino de ascensión a la otra vertiente por una senda casi inexistente; nos guian los hitos que probablemente hallan colocado los guardas forestales. Despues de una hora aproximadamente llegamos a la casa del maestrillo, donde paramos a almorzar y reponer fuerzas. Desde allí y en la falda del pico Empanadas, podíamos optar por ascender al collado de la cruz en dirección suoreste con mayor inclinación pero menor distancia o por el collado Salistre , al Nordeste, de menor dificultad; reiniciamos la marcha y elejimos la segunda alternativa. Al llegar al collado ascendimos a la antecima de 1944 metros de altitud por la ladera este y una vez en ese punto concluimos la subida al Empanadas, por su cara norte. Desde arriba se divisa la impresionante caida vertical hacia las vertientes del barranco de Tunez, sin embargo, al este, el desnivel es de apenas 400 metros hasta los campos de Hernán Perea. También se divisa, en dirección noroeste otro coloso de la Sierra de Cazorla, El Banderillas y una pequeña caseta forestal en su antecima.Tras las fotos de rigor, comenzamos el descenso hacia el collado Salistre desde donde decidimos cambiar el itinerario previsto y bajar al cortijo del nacimiento por el Puerto de Lezar situado al noreste del collado. Una vez superado el puerto, se aprecia una formación rocosa en forma de triangulo incrustada en la piedra que se denomina el triangulo de Lezar , así como un nogal centenario , en la cabecera del arroyo del puerto. Hacemos una parada junto al árbol, continuando la ruta por el cauce del arroyo en dirección este. Llevabamos diez minutos caminando cuando aparece una dificultad imprevista a la salida del barranco , en el entronque con otra bajante de agua ; las dos vertientes se estrechan de forma considerable y precipitan la caída de su cauce en una pared vertical de unos quince metros de altura. Este accidente geográfico no es posible apreciarlo en un mapa cartográfico de escala uno por veinticincomil, por lo que resulta muy dificil preveer esta circunstancia; pero ¡amigos mios¡ estas cosas pueden pasar en la montaña y añaden un ingrediente de dificultad e improvisación a las rutas de senderismo , que hacen despertar en nosotros un cierto espiritu aventurero . Bueno, tampoco es cuestión de darle tanto bombo y platillo a la situación , cuando, al no llevar cuerdas clavos y arneses en la mochila , debiamos simplemente subir a la montaña , bajando después al barranco en el que desemboca el arroyo del Puerto , vadeando de esa forma el mencionado accidente geográfico . Eso fue lo que hicimos continuando nuestro camino en dirección al nacimiento del rio Castril. En la bajada, encontramos numerosos pedregales, estrechamientos , pequeñas caidas de nivel y otras dificultades que nos amenizaron la marcha ; tanto animaron la conversación que se oyó algún comentario acerca de la similitud de la rambla con la actividad deportiva del Barranquismo. COÑO , NO ES PARA TANTO . Despues de un dificultuoso y accidentado camino de regreso , por fin llegamos al encuentro del arroyo del Puerto con el barranco de la Osa ; en este punto se ensancha el cauce de la rambla hasta llegar al nacimiento del rio Castril. Desde allí conectamos con la pista forestal que os llevará despues de nueve horas de ruta al cortijo del nacimiento donde nos esperan nuestros vehiculos y un par de horas de carretera . Bueno, eso despues de las consabidas cervezas con y sin alcohol que nos tomamos en el campig del Portillo. (creo que se llama así)
Son destacables, por su gran belleza , las formaciones rocosas karsticas del Barranco de Tunez y el arroyo del Puerto de Lezar. El Karst se conoce como una forma de relieve originado por la meteorización química de terminadas rocas (En este caso la caliza). Se produce por disolución del carbonato cálcico de las rocas calizas debido a la acción de las aguas. Las rocas resultantes de este tipo de erosión en algunos casos parecen moldeadas por la mano del hombre. Su nombre se debe a la región del Karst ubicada en el extremo noreste de Italia y el oeste de Eslovenia y Croacia; región caliza donde se avanzó notablemente en el estudio del fenomeno.

Crónica de Juan Sánchez García.


Foto 1: Ascendiendo por el Chinar de Túnez (mirad la pendiente que tiene). No apta para personas que padezcan de vértigo.


Foto 2: Enfilados camino de la cumbre.



Foto 3: Caminando por la arista cimera que limita el Parque Natural de Castril a la izquierda y al Parque Natural de Cazorla a la derecha. También es divisoria de provincias (Granada de Jaén).

Foto 4: Todos los aventureros en la cima del Empanadas (2106 m.)

Foto 5: De camino al Puerto de Lezar. Al fondo podemos contemplar la cima del Empanadas, ya a gran distancia.

2 comentarios:

Juan José dijo...

Animaos y enviar una crónica de la ruta o dejad vuestros comentarios e impresiones.
Un saludo a tod@s

juanjo dijo...

Perdonad, pero en una de las imágenes se me fue el santo al cielo y en vez de poner cumbre del Empanadas había puesto cumbre del Empanadillas.
Gracias Juan Antonio por la corrección.
Por cierto que en la cumbre del Empanadillas también estuvimos al final del pasado verano. Pronto os pondré dicha crónica.